Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y sus hábitos de navegación. Más información en Política de cookies

Comisiones

La Federación de Barrios, como entidad supra vecinal, exige respeto a su papel y trabajo, siempre realizado con visión de ciudad y superando posiciones parciales de territorios y barrios concretos

En la próxima Asamblea anual de la FABZ se celebrará un taller específico sobre movilidad, incluyendo la Línea 2 del tranvía

Al hilo de algunas opiniones recogidas por la prensa local sobre las propuestas del Colegio de Arquitectos de Aragón relacionadas con la movilidad, las asociaciones vecinales de Zaragoza recuerdan que están organizadas a través de su integración en la FABZ para poder superar, con el análisis, la reflexión y el debate previo, posibles diferencias inevitables entre los territorios que conforman dicha ciudad.

Desde la FABZ queremos trasladar que estamos abiertos a analizar y profundizar, como por otra parte acostumbramos a hacer en cualquier otro tipo de materias y contenidos en los que trabajamos, todas las alternativas que puedan presentarse en relación a la revisión del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) que ha comenzado a realizarse recientemente, tal y como demuestra el hecho de tener planificada la celebración de un taller específico al respecto, incluyendo la futura L2 del tranvía, dentro de nuestra próxima Asamblea anual a celebrar el próximo 8 de abril, y donde, como no puede ser de otra manera, trataremos de seguir fijando posturas comunes desde el asociacionismo vecinal siempre en beneficio de toda la ciudad.

La Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza tiene su razón de ser, precisamente, en tener y ofrecer una visión de ciudad, por lo que trata de, recogiendo el sentir de sus asociaciones, realizar propuestas de carácter integral donde prevalecen siempre el interés general de la ciudad al de un barrio concreto.

Ante lo que consideran un nuevo debate ficticio sobre la imposibilidad de permitir el paso de bicicletas por el eje del tranvía en Coso-Cesar Augusto, desde el Colectivo Pedalea piden a los distintos grupos municipales que voten a favor de la modificación del artículo 46 de la Ordenanza de Bicicletas.

Desde Pedalea recuerdan que ésta es una reivindicación que viene de lejos y en la que no sólo están los colectivos ciclistas, sino que es algo reclamado por cualquier persona que utiliza la bicicleta como su vehículo habitual. En este sentido, recuerdan que incluso la asociación Acera Peatonal ha solicitado que se permita la circulación de las bicicletas por este eje del Casco Histórico.

Pedalea considera que desde el momento en que el Ayuntamiento decidió, allá por el año 2007, apostar por el uso de la bicicleta en la ciudad, han existido reticencias a la expansión de la bicicleta en la ciudad. Unas reticencias emanadas desde diferentes ámbitos. Sectores sociales, técnicos y políticos han mostrado, unas veces más directamente y otras de manera más sutil, sus reticencias para con la bicicleta.

Y son en estas reticencias donde entienden desde el colectivo ciclista que se enmarcan los informes técnicos que sirven de apoyo a quienes quieren que la bicicleta no siga su normal desarrollo en nuestra ciudad.

Hablar de falta de seguridad, riesgo viario o de ir contra la seguridad vial no puede responder más que a posturas tendentes a intentar negar el desarrollo de la bicicleta y en este caso concreto a reforzar la negativa de no permitir a las bicicletas circular por el eje Coso-Cesar Augusto.

En otras ciudades se permite.

Esa idea, de que son unos informes tendenciosos, la explican desde Pedalea con una simple pregunta: ¿Cómo es posible que lo que en Vitoria, Ámsterdam, Munich, Berna o Friburgo sea un escenario urbano cotidiano en Zaragoza sea un riesgo viario e ir contra la seguridad vial?:

Éstas y muchas otras ciudades comparten diariamente el espacio urbano destinado al tranvía y a la bicicleta.

Demasiados palos en las ruedas consideran desde Pedalea que se le han puesto a la bicicleta en el último año. Dicen estar cansados de ver como la bicicleta se ha convertido en otra arma arrojadiza, más cuando echan la vista atrás y ven todo lo que se ha conseguido en las legislaturas anteriores gracias al consenso y al trabajo en común.

Si no fuera posible modificar el artículo 46 de la Ordenanza de Bicicletas debido a la actitud de bloqueo de los grupos de la oposición, desde Pedalea solicitan a la concejala de movilidad, Teresa Artigas, que ejecute de una vez el carril bici, solicitado en repetidas ocasiones, a imagen y semejanza del que discurre paralelo a las vías del tranvía en Sevilla y que, como mínimo, permitiría la circulación ciclista entre Plaza España y Conde Aranda.

 

Síguenos en Twitter

En Facebook

Sucríbete a nuestro servicio gratuito de notificación por correo, recibirás un email cuando publiquemos un nuevo artículo