Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y sus hábitos de navegación. Más información en Política de cookies

FABZ

Los barrios rurales solicitan del Gobierno de la Ciudad y del resto de los grupos municipales que les garanticen el mismo tratamiento y los mismos derechos que al resto de los barrios de la ciudad

 

Félix Moreno Martínez, Asociación Vecinal de La Cartuja - José Luis Almenara, Asociación Vecinal de Casetas

A la ciudad de Zaragoza pertenecen hasta 14 barrios, denominados rurales, por su origen agrario, situados en la periferia del término municipal. En ellos viven unos 30.000 habitantes, desde los 7.000 de Casetas a las pocas decenas de Torrecilla o Alfocea. Cada uno de ellos está regido por una Junta Vecinal, a la cabeza de la cual se encuentra un representante del alcalde de Zaragoza, con el nombre tradicional de Alcalde de Barrio, figuras equivalentes a las Juntas de Distrito y Presidentes de los barrios urbanos. Es cierto que existe una singularidad importante en los barrios rurales puesto que los alcaldes y vocales son elegidos por toda la ciudadanía, al contrario que en los barrios urbanos, que los eligen los partidos políticos en proporción al resultado de las elecciones municipales.

Con estos antecedentes queremos precisar que los barrios rurales de Zaragoza se rigen por normas semejantes a las que rigen los Distritos Urbanos, excepto algunos avances democratizadores conseguidos en los últimos años como consecuencia de ser núcleos de población de reducida dimensión, alejados del núcleo urbano principal y con costumbres sociales semejantes a los pueblos de la provincia.

Por ello es difícilmente entendible que el año pasado las personas de la ciudad de Zaragoza que viven en los barrios urbanos pudieran decidir a través del sistema de presupuestos participativos una cantidad muy importante a invertir en su barrio y, por el contrario, las personas que viven en los barrios rurales no pudieran hacer algo semejante. No encontramos ninguna explicación para ello que no suponga una vulneración del principio de igualdad de todos los vecinos y vecinas, vivan donde vivan, y del principio de unidad de gobierno que debe regir la actuación municipal.

Ante las demandas de las asociaciones vecinales, el Gobierno de la Ciudad acordó para el ejercicio 2018-2019 incluir a los barrios rurales en el procedimiento de presupuestos participativos para decidir el destino de un millón de euros para inversiones, tal y como lo ha hecho con 7 millones para los barrios urbanos, y 2 millones para proyectos de ciudad. La peculiaridad, de nuevo, es que mientras en los barrios urbanos y en la ciudad nadie ha puesto en cuestión el procedimiento, en los barrios rurales se discute la legitimidad del gobierno de la ciudad para implantarlos.

Que los alcaldes y vocales de los barrios rurales sean elegidos democráticamente no implica que las personas no tengan legitimidad para decidir sobre las inversiones que se realizan. También el alcalde y concejales de Zaragoza son elegidos democráticamente y, sin embargo, nadie considera ilegítimo que los vecinos y vecinas puedan decidir sobre las inversiones de su barrio. No puede ser que los avances democratizadores conseguidos en los barrios rurales en la elección de su alcalde y vocales sirvan ahora, en una especie de efecto boomerang, para excluir lo que sin duda es un nuevo avance en democracia directa.

Los barrios rurales solicitan del Gobierno de la Ciudad y del resto de los grupos municipales que les garanticen el mismo tratamiento y los mismos derechos que al resto de los barrios de la ciudad. Pedimos a todos los alcaldes de los barrios que no consientan que sus vecinos sean menos que los vecinos de los barrios urbanos. Este año, además, si no fuera así se produciría la enorme contradicción de que las personas que viven en los barrios rurales podrían elegir los proyectos de ciudad y no podrían elegir los proyectos de su barrio.

En definitiva, lo importante es que ese millón de euros acabe invirtiéndose en las demandas más solicitadas y más necesarias. Seguro que así la combinación de la democracia representativa y la práctica de la democracia directa que suponen los presupuestos participativos acabarán generando inversiones más eficientes. Y de paso una ciudadanía más comprometida y más identificada con sus instituciones.

Artículo publicado en EL PERIÓDICO DE ARAGÓN, 25-3-2018

 

La Federación de Barrios considera muy escaso y limitado el proceso participativo abierto de cara a la aprobación del Plan de Movilidad Urbana Sostenible

Desde nuestra entidad, conociendo lo trascendental del PMUS para toda la ciudad, pues estará vigente para prácticamente la próxima década, hemos trabajado en los últimos meses de forma muy activa para poder trasladar desde nuestros barrios aportaciones y sugerencias que se pudieran incorporar al mismo, incluidas visiones más particulares de algunos sectores, siempre con visión de ciudad.

Tras todo el proceso desarrollado hasta la fecha, llega la hora de la verdad, la de plantear los objetivos específicos, las medidas concretas para que dichos objetivos se puedan cumplir y los escenarios futuros que se prevén. Nos sorprende que se planteen únicamente cuatro talleres cortos para poder llevar a la práctica dicho proceso, del que conocemos ya fecha concreta del primero, el que se destinará a trabajar la movilidad peatonal y ciclista.

Hemos de reconocer que tanto desde el equipo redactor del Plan como desde los Servicios Técnicos de Movilidad del Ayuntamiento han estado abiertos a cuantas aportaciones hemos querido trasladar. Pero no es menos cierto que hubiéramos preferido un proceso participativo de mayor calado, dando la opción a participar desde los diferentes distritos y barrios, uniendo si fuera necesario varios distritos en dichas convocatorias, pero consiguiendo en la práctica una participación mucho más directa y, a la postre, enriquecedora.

Trasladamos por ello nuestro malestar y, a pesar de todo, nuestra intención de estar presentes en todo el proceso participativos que ahora comienza, pues entendemos que es nuestra responsabilidad ya que, al fin y al cabo, se van a a fijar las líneas maestras base del futuro de nuestra ciudad.

APORTACIONES DE LA FABZ AL PMUS

Al final no pudo ser. La lluvia caida durante la noche dejó el Parque Tío Jorge inundado, impracticable para la celebración de la fiesta. Además del peligro para las instalaciones eléctricas y la propia conservación del Parque, los grandes charcos y el barro hacían imposible la masiva participación prevista. La FABZ, las Peñas y el Ayuntamiento de Zaragoza valorarán en breve distintas fechas para su celebración en una jornada festiva. Publicamos a continuación el Manifiesto de la FABZ -que no pudo ser leido en la misma- en el que se reclama la gestión pública y eficiente del agua, y se manifiesta el apoyo de la FABZ a la Huelga Feminista del 8 de Marzo:

 

 MANIFIESTO CINCOMARZADA 2018

Por la gestión pública y eficiente del agua

Si nosotras paramos, se paran los barrios

 

La Cincomarzada es una fiesta de alegría y convivencia, y también de solidaridad y reivindicación. Este año, junto a las reivindicaciones propias de las asociaciones de cada barrio, la FABZ ha elegido dos lemas: “Si nosotras paramos, se paran los barrios” y “Por una gestión pública y eficiente del agua”.

Con el primero, “Si nosotras paramos, se paran los barrios”, queremos llamar a participar en la Huelga Feminista que se celebra el próximo jueves 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer. Esta huelga es un gran paso adelante de las mujeres de todo el mundo que están, que estamos hartas de que nada cambie en la situación de opresión, discriminación, explotación y violencia que sufrimos. Hemos visto que no basta con una manifestación, con las buenas palabras y discursos, para conmemorar ese día. Por eso vamos a PARAR, para mostrar que somos indispensables.

Son los trabajos de cuidados, realizados fundamentalmente por nosotras, las mujeres, los que sustentan la vida y hacen posible que el sistema económico actual pueda seguir funcionando, queremos que estos trabajos sean reconocidos y se consideren un bien social de primer orden.

Vamos a dejar de consumir el 8 de marzo porque el sistema de consumo nos aprisiona y dinamita, porque sus trabajadoras están precarizadas, porque se nos cosifica desde la publicidad, porque nos venden productos feminizados encarecidos y porque queremos repensar nuestra forma de consumo y poner a la vida en el centro de todo.

Vamos a parar en el ámbito laboral porque estamos cansadas de la discriminación, de la brecha salarial, del techo de cristal, de que las empleadas de hogar no tengan garantías de trabajo dignas, del acoso sexual en el trabajo, de que las mujeres en el mundo rural sean invisibilizadas de manera constante, de que las mujeres racializadas tengan infinitos problemas para acceder al mercado laboral, de que los derechos de las mujeres migrantes sean constantemente violados. Exigimos planes de igualdad en cada organización y empresa. Exigimos, en definitiva, que se garanticen nuestros derechos.

Animamos a hacer huelga a todas las estudiantes porque queremos una educación basada en la igualdad, esto quiere decir que nuestra historia, la de las mujeres, sea de obligado estudio en cada colegio, en cada instituto y en cada universidad. Exigimos que se nos devuelva nuestra identidad como parte fundamental de la sociedad.

Vamos a PARAR porque no queremos ser asesinadas por el hecho de ser mujeres. Vamos a parar porque somos fuertes y estamos juntas. PARAMOS PORQUE A PARTIR DE ESTE 8 DE MARZO YA NO NOS VAN A PARAR.

Por eso, vecinas, vecinos, llamamos a participar en la Huelga Feminista convocada para el 8 de Marzo.

El segundo lema de esta Cincomarzada es “Por una gestión pública y eficiente del agua”. Con él insistimos en la campaña contra el ICA que ha movido ya a más de 35.000 vecinos y vecinas de Zaragoza a presentar recursos contra este impuesto. Y no puede ser de otra manera cuando nos conminan a pagar un Plan de Saneamiento y Depuración que ha privatizado un servicio público con obras desproporcionadas e ineficientes, obviando el esfuerzo que ya hicimos y hacemos al pagar sin ayudas la depuración de las aguas de nuestra ciudad desde 1993.

Los mismos responsables del Gobierno de Aragón y del Instituto Aragonés del Agua que nos llaman a los zaragozanos y zaragozanas insolidarios, son los que han incumplido los plazos y obligaciones legales en la construcción de las depuradoras planificadas desde hace años, tapando su ineficacia, apremiando a los zaragozanos y zaragozanas con un sobrepago injusto.

La ciudadanía está harta de esas alegrías con que se han usado los presupuestos públicos para proyectos económicamente ineficientes que luego, ante su descalabro económico, tenemos que pagar a escote entre todos. Por eso exigimos la paralización del envío y cobro de los recibos en nuestra ciudad y la urgente revisión de este impuesto para Zaragoza y Aragón.

La vecina tenía razón

Carmen Turégano, vicepresidenta de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza

La campaña contra el ICA continúa. A pesar de las promesas del Gobierno de Aragón sobre posibles reformas que no llegan a concretarse, los vecinos y vecinas de la ciudad siguen presentando masivamente recursos a sus recibos del agua que sobrepasan ya los 35.000. Hasta la fecha, la administración no ha contestado a ninguno de ellos, ni parece tener intención de hacerlo. Por ello, los organizadores de la campaña, la Red del Agua Pública de Aragón (RAPA), de la que forma parte la FABZ, así como representantes vecinales de Torrero-La Paz, Las Fuentes y San José, han presentado reclamaciones de forma colectiva. Se supone que éstas sí tendrán la obligada contestación en plazo de las autoridades.

Sin duda, el reconocimiento por parte del Gobierno de Aragón de que el impuesto y el Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración (PASD) deben ser reformados, la negociación iniciada con los colectivos ciudadanos, y la comisión de investigación abierta en las Cortes de Aragón, son pasos muy positivos para calmar la contestación social que el ICA ha provocado. Pero mientras no se concreten las promesas, el vecindario espera con la “cartera prieta” la llegada de la segunda remesa de recibos, los correspondientes al año 2017, y aún faltarán los de 2018.

El rechazo social al ICA y al PASD es incontestable, como no podía ser de otra manera. Por un lado, es un duro castigo para muchas economías familiares. Por otro, el cabreo ciudadano aumenta cuando sabe que sus dineros -que tanto cuestan ganar- van destinados a financiar un plan mas concebido para proporcionar sustanciosos beneficios a empresas privadas, que a la gestión eficiente y sostenible de un servicio público. La vecina, el vecino, están hartos de que estas cosas pasen (sean depuradoras sobredimensiondas o autopistas sin coches) y de que, siempre, solo ellos las paguen. Por eso también se reclama que se investigue y depuren responsabilidades.

Ahora cabe preguntarse una cuestión: ¿qué habría sucedido si la contestación social al impuesto hubiera sido menor?, ¿qué si –pongamos- fueran unos pocos miles los recursos presentados y solo unos cientos las personas asistentes a la manifestación de Zaragoza? Es muy posible que la indiferencia del Gobierno se habría impuesto, y su repercusión no habría pasado de ser una noticia breve o un artículo de opinión, perdido entre decenas, en los medios de comunicación.

Bien podemos decir que, en esta ocasión, lo que llaman “la sociedad civil” ha funcionado. El tejido social, los cauces de participación, el ejercicio de los derechos democráticos, han hecho posible que la Administración tenga en cuenta las demandas ciudadanas. Por eso, a pocos días de la Cincomarzada, que es su fiesta, nos gustaría agradecer y poner en valor el papel de los colectivos ciudadanos y el papel desempeñado por las asociaciones vecinales.

Es de agradecer que los colectivos de la RAPA, consumidores, ecologistas, sindicales y otros,  hayan mantenido durante años la crítica y la denuncia sobre ese nefasto plan de saneamiento. Y en el momento de la movilización ha sido fundamental que la ciudadanía haya tenido en las asociaciones de sus barrios ese lugar cercano, accesible, donde informarse, celebrar asambleas, y donde entregar sus recursos, permitiendo la masiva recogida de los mismos. Las asociaciones vecinales de la FABZ llevan más de cuarenta años haciendo posible la participación ciudadana: una vez más esta campaña ha demostrado que si no existieran, habría que inventarlas.

Una última reflexión. Como decimos, el Gobierno de Aragón ha reconocido buena parte de las demandas que los colectivos sociales le han planteado. Por una y otra parte, sin aspavientos, sin descalificaciones ni insultos, el debate y la negociación se han establecido bajo criterios técnicos, profesionales y de consenso social. Sería deseable que haya resultados en breve plazo, y que esta actitud participativa fuera la común en otros espacios políticos y ante tantas cuestiones -la sanidad pública, las pensiones, la educación o la discriminación de la mujer, por citar algunas- sobre las cuales también el vecino y la vecina, estamos seguros, tienen la razón.

Publicado en la sección de Tribuna de Heraldo de Aragón, 27-02-2017

 

 

La Comisión de Movilidad de la FABZ, reunida esta semana, ha valorado positivamente las medidas anunciadas por el Ayuntamiento para aumentar la seguridad peatonal y contrarrestar el repunte de atropellos que se ha producido en las últimas semanas.

Lamentando el fallecimiento de los dos vecinos atropellados por el tranvía, la Comisión se ha planteado la necesidad de revisar y reforzar las medidas que puedan aumentar la seguridad y prevenir nuevos accidentes. Estas medidas deben estar basadas en criterios de racionalidad, con una visión integral del problema, y ser elaboradas por técnicos en seguridad vial. Por su parte la Comisión ha trasladado al Ayuntamiento cuatro nuevas propuestas para su estudio y aplicación si se consideraran técnicamente convenientes:

1º.- Estudiar en profundidad la extensión de las zonas de pacificación del tráfico Zaragoza 30 (excluyendo corredores que se determinen, cinturones o lo que se pudiera considerar). Estas zonas se han ido extendiendo poco a poco y su cumplimiento dista de ser el deseable. Sin embargo se siguen considerando fundamentales, pues si los conductores se saltan el límite de 30 km/h, será para ir a 40-50, pero si se saltan el de 50 pasarán a ir a 70 km/h en muchas zonas de la ciudad.

2º.- Estudiar la posibilidad de elevar, sobre todo en algunas calles estrechas o con poca visibilidad, los pasos de cebra en los que tantos atropellos se producen.

3º.- Contemplar la alternativa de que en los centros neurálgicos de los barrios (zonas comerciales donde más desplazamientos andando se producen), se pueda ir extendiendo paulatinamente la Plataforma Única, dado el efecto de pacificación del tráfico al que obliga a los conductores. Por ello, antes de realizar determinadas operaciones de mantenimiento o renovación de esos viales, se debería evaluar dicha posibilidad.

4º.- Por último, se plantea a los servicios técnicos de movilidad que evalúen la posibilidad de eliminar algunos semáforos, en concreto aquellos que han sustituido a semáforos intermitentes y han acabado generando el incumplimiento de los peatones fundamentalmente.

Por otra parte, ante la reciente presentación del diagnóstico del Plan de Movilidas Urbana Sostenible (PMUS) http://www.zaragoza.es/sede/portal/movilidad/plan-movilidad/#docu, la Comisión de Movilidad de la FABZ ha trasladado a todas la asociaciones vecinales la necesidad de estar presentes en el momento más importante del proceso participativo que conlleva y que se realizará entre febrero y marzo En dicho proceso deberán definirse los objetivos específicos, las medidas concretas para cumplirlos y los diferentes escenarios que se podrían configurar.

Por ello la Comisión ha emplazado a las asociaciones para que presenten las medidas que consideren oportunas para cada uno se los barrios, sin olvidar que aunque sean concretas deben estar informadas por el planteamiento y la visión global de ciudad, imprescindible cuando se habla de movilidad. Con la recepción de estas medidas, el próximo 6 de febrero, se tratará de cerrar la propuesta definitiva de la FABZ que, además de enviada al equipo redactor, al propio Ayuntamiento, y a todas las Asociaciones Vecinales, servirá de guía para las reuniones que se planteen en dicho proceso participativo.

CAVAragón insta al Gobierno de Aragón a la supresión de este confuso impuesto, creando una nueva figura impositiva justa, finalista en su carácter medioambiental, y sostenible en el tiempo

 

La contestación contra el ICA de los vecinos y vecinas de Zaragoza, plasmada hasta la fecha en la presentación de cerca de dos decenas de miles de recursos, ha puesto de manifiesto lo ya denunciado en su día por diversos colectivos sociales: la inviabilidad económica del actual Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración (PASD).

 

El contundente informe de la Cámara de Cuentas de Aragón, los incumplimientos en la construcción de costosas Depuradoras, ya financiadas por convenio con el Estado, los elevados costes de la explotación del actual sistema de saneamiento y depuración, hacen que se repercuta a los usuarios aragoneses un ICA con un coste por consumo sobre la media muy superior de lo que se paga en otras comunidades autónomas, sin criterios de progresividad que promueva el ahorro de agua, y sin contemplar las situaciones de pobreza económica. 

 

Por todo ello, Confederación de Asociaciones Vecinales de Aragón (CAVA) insta al Gobierno de Aragón a la supresión de este confuso impuesto, con la consiguiente propuesta de modificación de la Ley de Aguas y Ríos de Aragón, creando una nueva figura impositiva justa, finalista en su carácter medioambiental, y sostenible en el tiempo. Así mismo también instamos a la urgente revisión del PASD, y la ejecución de las necesarias y pendientes actuaciones de depuración por todo el territorio aragonés con criterios de sostenibilidad ambiental y viabilidad técnica, económica y social.

Desde la Comisión de Sanidad de la Confederación de Asociaciones Vecinales de Aragón observamos que la disminución de las listas de espera que se publica desde la Consejería no es del todo verdad

Cierto es que ha habido una pequeño descenso en listas de espera quirúrgicas, porque se han derivado a la concertada pequeñas intervenciones, sobre todo de trauma. Aun así, si nos atenemos a los datos, veremos que  la lista de espera ha disminuido en algunas especialidades pero ha aumentado en otras.

Además hay que señalar que el Departamento de Sanidad hasta el momento no facilita datos sobre demoras en  Atención Primaria ni listas de espera de Salud Mental.

En cuanto a consultas  externas de Especialidades, según los datos, la espera máxima señala  "más de 6 meses,  sin mayor precisión. Sabemos que hay pacientes que llevan esperando más de un año, incluso dos, sobre todo en trauma y oftalmología, pero estas demoras no se reflejan en ninguna parte. La demora en consultas de Especialidades ha aumentado  tanto para primeras citas como para revisiones, así como para la realización de pruebas diagnósticas, radiología, ecografía, etc.

Los pacientes no tienen datos sobre su situación en las listas de espera cuando su cita  ha entrado en buzón, pero aún no tiene fecha asignada bien debido a las demoras o a los cierres de agenda que producen una especie de limbo para citaciones.

Para resolver este problema   se apoya:

La creación de una Unidad Clínico Administrativa:

Debería haber una en cada servicio para informar al paciente, y para que tanto este como el médico pudieran tener contacto directo con el fin de aclarar dudas de los pacientes sobre sus citaciones y sobre el resultado de las pruebas e informes clínicos.

También se debería eliminar la práctica del cierre de agendas como parte de la solución a las listas de espera, y la dedicación exclusiva del facultativo a la sanidad pública

Por otro lado, conviene ser conscientes de que los datos oficiales tienen algunas limitaciones. Por ejemplo: los mecanismos de entrada en listas de espera, la existencia de listas ocultas o la facilidad para promover las primeras consultas postergando las sucesivas. Por ello, entendemos que los datos publicados son solo una aproximación a un problema de nuestro sistema sanitario que, lejos de solucionarse, se ha agravado con las políticas de recortes y privatizaciones.                                         

Por último, queremos destacar que el derecho a reclamar por escrito es una asignatura pendiente que la administración sanitaria debería facilitar a los usuarios y pacientes. Creemos que es preciso concienciar a la población de la importancia de reclamar por escrito, facilitar y enseñarle a presentar dichas reclamaciones, lo que además pondría en evidencia el gran problema que suponen las excesivas demoras en listas de espera.

RELACIONADAS: 

SALUD Concentración y presentación de reclamaciones por las Listas de Espera VIERNES 15

La FABZ convoca un concurso para la realización de un microvídeo realizado por jóvenes dentro del proyecto

“Verde que te quiero verde, no marrón”

 

Se trata de una campaña de información y concienciación de la necesidad de recoger los excrementos caninos

 

Con el objetivo de llegar a la población más joven, en la seguridad de ser éste uno de los colectivos de mayor importancia a la hora de promover cambios en los hábitos de la población, se convoca este concurso, dentro de las actuaciones que se están realizando desde la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza, con la colaboración del Ayuntamiento de Zaragoza y FCC, en el proyecto “Verde que te quiero verde, no marrón”.

 

El objetivo último de este proyecto es conseguir la  sensibilización y concienciación de vecinos y vecinas de la importancia que tiene que las personas que conviven con perros recojan sus excrementos, ya que con ello se conseguirá mejorar la imagen y estado de viales, zonas ajardinadas y parques, además de eliminar posibles focos de transmisión de enfermedades o problemas a la hora de pasear, en especial para personas con movilidad reducida.

 

En este momento se está trabajando en el parque Miraflores, en los bulevares de Pº Sagasta y Pº Constitución, en la plaza de Los Sitios y en el distrito de Delicias. Varias AAVV ya están implicadas y comprometidas con este objetivo y aspiramos a poder extender en el futuro esta campaña a otros barrios y zonas de la ciudad donde también se dan situaciones similares.

 

En las bases del concurso -que pueden ver abajo- además de todas las características técnicas y requisitos formales, se determina que podrán participar en el concurso jóvenes de entre 14 y 19 años al finalizar el plazo de envío de los trabajos (10 de diciembre de 2017). Los trabajos que se ajustarán a la temática propuesta, y  el premio consistirá en un móvil LG V30 que destaca por la calidad y características de sus cámaras para realizar trabajos audiovisuales. El fallo del concurso se hará público a través de los medios de comunicación y en la mencionada web.

 

El Jurado tendrá en cuenta, a la hora de valorar cada creación y elegir el microvídeo ganador, la calidad conceptual y técnica, el carácter original e innovador del mismo, la aptitud para transmitir el significado de la campaña de información, concienciación y sensibilización y la justificación de la propuesta (memoria explicativa).

BASES COMPLETAS

MÁS INFORMACIÓN

Ante las intervenciones de los Grupos municipales del PP y PSOE en el pasado Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza a raíz de una moción del Grupo de Ciudadanos, la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza debe señalar lo siguiente:

En primer lugar, apoyamos la propuesta del Grupo municipal de Ciudadanos para que la Unión Vecinal Cesaraugusta reciba las subvenciones suficientes para el cumplimiento de la labor que desarrolla en la ciudad, pues creemos que compartimos con ella las mismas inquietudes que nos llevan a trabajar por la mejora de nuestros barrios.

Dicho esto, debemos salir al paso sobre algunos comentarios vertidos por los portavoces del Grupo municipal socialista y del Partido Popular sobre la financiación de la FABZ. Actualmente esta Federación agrupa a 44 asociaciones vecinales de todos los distritos urbanos y de los barrios rurales de Zaragoza. Coordinar y apoyar la labor de estas asociaciones en sus múltiples actividades en los barrios es una de las principales funciones de la FABZ. Durante su larga historia, todas las corporaciones habidas en el Ayuntamiento zaragozano han reconocido esta labor haciéndola posible con la financiación municipal. Así ha sido durante 40 años, incluidos los gobiernos del Partido Popular de la alcaldesa Luisa Fernanda Rudi, de José Atarés, y con los del Partido Socialista del alcalde Belloch. Y hemos de destacar que ha sido con el gobierno de Zaragoza en Común cuando esta financiación se ha visto sensiblemente reducida.

Por ello nos parece inadmisible que se expresen acusaciones tan infundadas, como las escuchadas en el pasado Pleno municipal, sobre un supuesto trato de favor hacia nuestra Federación, y mucho menos sobre el apoyo de ésta hacia el actual equipo de gobierno.

Respecto a lo primero, estamos seguros que los propios concejales deben saber que la financiación que recibimos está determinada en función de los servicios que prestamos y los proyectos que desarrollamos, tanto a nuestras asociaciones vecinales como al conjunto de los vecinos y vecinas de la ciudad. Estas actividades, servicios y proyectos vienen refrendados y justificados por las correspondientes Memorias y son fiscalizados por los organismos competentes del Ayuntamiento, a los que damos por supuesto que los citados concejales tienen acceso. Así es y así ha sido, debemos insistir, con los sucesivos gobiernos municipales de distinto signo político.

En cuanto a lo segundo, creemos que también los mismos concejales saben del carácter independiente, no partidista, plural y democrático de las asociaciones vecinales que forman la FABZ y, por tanto, de esta misma. Como no puede ser de otra manera, cada asociación vecinal tiene sus propias criterios e ideas, y es en función de estas que nuestra Federación, mediante la confrontación y debate en sus órganos democráticos, determina sus posturas ante la política municipal. La FABZ no apoya a ningún gobierno municipal: apoya las decisiones y demandas que le trasmiten las asociaciones vecinales que, a su vez, son trasmisoras de las ideas y posiciones de sus asociados sobre los problemas y necesidades de sus barrios. Son los Plenos mensuales y la Asamblea Anual que reúne a nuestras 44 asociaciones las que determinan nuestras posiciones, apoyos o críticas a los gobiernos municipales. Creemos que algo tan elemental sobre la vida democrática debe ser reconocido por los concejales que ponen en cuestión nuestras posiciones, como viene haciendo desde hace tiempo el Grupo Municipal socialista, al que se solicitó una reunión a este respecto en el mes de marzo que todavía no ha sido contestada.

No apoyamos, pues, a ningún gobierno. Apoyamos o criticamos las medidas concretas que, según el criterio de nuestras asociaciones, benefician o perjudican a los vecinos y vecinas de nuestros barrios.

El derecho de la ciudadanía a decidir

Apostamos por la solución pacífica y consensuada de los conflictos territoriales y colectivos, pero preservando la igualdad de toda la ciudadanía y de los territorios de España bajo el principio de la solidaridad  y la equidad

El cupo vasco y navarro son un ejemplo de federalismo asimétrico que no resulta viable extenderlo al resto del estado, pero que al mismo tiempo resulta difícil  de justificar su no aplicación a otros territorios

 

Pepe Polo, Presidente Cavaragón - Félix Moreno, Secretario Cavaragón

Según el filósofo existencialista Jean Paul Sartre, los seres humanos somos absolutamente libres, pero también tenemos una responsabilidad absoluta, sobre nosotros y sobre el mundo, por eso estamos condenados a ser libres y a ejercer la libertad con responsabilidad. Por tanto la libertad y sus consecuencias no solamente son un derecho de ser humano sino una obligación inherente a la existencia humana.

En los últimos tiempos, antes desde Euskadi, y recientemente desde Cataluña, el ejercicio de la libertad propia del ser humano se ha concretado en el derecho a decidir como colectivo sobre la pertenencia a un estado y a una nación. Pareciera desde esta visión política que este derecho a decidir de la ciudadanía se materializa exclusivamente sobre la cuestión de pertenecer a un estado u a otro. Pero la dimensión de la libertad del ser humano no puede reducirse a esos parámetros tan limitados.

¿Por qué solamente pueden los catalanes decidir sobre si la forma de estado ha de ser la república o la monarquía? ¿Por qué solamente ellos pueden decidir si organizarse colectivamente como nación propia y no los riojanos, los murcianos o los aragoneses y el resto de los pueblos de España que tienen identidad propia? En todo caso, todo ciudadano, viva donde viva, tiene derecho a decidir sobre su existencia, independientemente de que sea catalán o aragonés.

Rousseau en el siglo XVIII, poniendo las bases de la Revolución Francesa y en definitiva de las democracias liberales en las que vivimos, en su obra “El contrato social” justifica que el ser humano renuncie a su libertad natural originaria para someterse a las normas que le impone la sociedad con el objetivo de obtener la protección de la sociedad y del Estado. Este contrato social es el origen de las Constituciones democráticas y del Estado de Derecho.

Todo este basamento institucional está siendo puesto en cuestión por los últimos acontecimientos ocurridos en Cataluña, donde en base a un supuesto derecho de la ciudadanía a decidir su futuro colectivo se transgrede el “contrato social” suscrito por la ciudadanía en 1978, tras 40 años de dictadura, y materializado en la propia Constitución política que definió la forma de estado y la estructura territorial autonómica que viene a ser una especie de Estado Federal.

Asistimos desde la Confederación de Asociaciones Vecinales  de Aragón (CAVARAGON) con preocupación a estos acontecimientos y sobre todo a las consecuencias que se deriven. Desde distintos agentes políticos y sociales, se habla de diálogo, mediación y acuerdos e incluso parece que en el seno del Congreso de los Diputados se va a poner en marcha la reforma de la Constitución con el objeto de solucionar el tremendo reto político en el que nos encontramos.

Si en 1978, con diferencias, se decidió aplicar la política del “café para todos” en el diseño del estado autonómico, no se comprendería que ahora se generasen más agravios comparativos que los que ya ha dado lugar la complicada historia de este país. El cupo vasco y navarro son un ejemplo de federalismo asimétrico que no resulta viable extenderlo al resto del estado, pero que al mismo tiempo resulta difícil  de justificar su no aplicación a otros territorios.

Desde el movimiento vecinal aragonés, por tanto, apostamos por la solución pacífica y consensuada de los conflictos territoriales y colectivos, pero preservando la igualdad de toda la ciudadanía y de los territorios de España bajo el principio de la solidaridad  y la equidad.

No rechazamos una reforma de la Constitución de 1978 que tenga justificación en las demandas de la sociedad española actual. Pero no lo hagamos acuciados por imperativos coyunturales. Revisemos la forma de estado, república o monarquía, la organización territorial, los derechos sociales y económicos de la ciudadanía y tantas cosas. Reformas que satisfagan a todos, no solamente a unos pocos.

PUBLICADO en El Periódico de Aragón (17-10-2017)

RELACIONADOS: 

 

ILUSTRACIÓN: ÁNGEL LALINDE

Confederación Estatal de Asociaciones Vecinales

El pasado miércoles día 22 de noviembre, representantes de CEAV se entrevistaron con el Director General de la Policía, Germán López Iglesias, Madrid, para denunciar el retraso intolerable existente para la expedición del DNI.

En esos momentos había una media de casi 37 días de retraso para la atención en las oficinas de expedición del DNI. En algunos casos como en Sabadell, Sanlúcar de Barrameda o Puerto de la Cruz la demora se prolongaba hasta los 63 días dando lugar, incluso, a la imposibilidad de solicitar cita para realizar este trámite.

A día de hoy el retraso medio ha bajado a 19 días, pero aún quedan comisarías como las de Alcañiz o Chiclana de la Frontera (63 días), Miranda de Ebro (59 días) o provincias como Salamanca (53 días), Cádiz o Navarra (40 días) que mantienen unos retrasos inconcebibles.

Estos retrasos provocan que, ante la necesidad inminente del documento para viajar u otros motivos, los vecinos opten por acudir a otras localidades o provincias para realizar este trámite, lo que supone un trastorno y un gasto adicional. Además, cuando se acude el día de la cita no se están cumpliendo horarios, hasta el punto de que en muchos casos los ciudadanos tienen que esperar varias horas para ser atendidos, con las consecuentes molestias.

Por este motivo, la entidad asociativa vecinal solicitaba una reunión urgente con el Director General de la Policía para conocer las medidas y plazos previstos para paliar esta insoportable situación que lleva arrastrándose desde hace meses sin ningún tipo de solución. Asimismo, se proponía la creación de una comisión de seguimiento para analizar los pasos que se fueran dando.

Más artículos...

Síguenos en Twitter

En Facebook