Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y sus hábitos de navegación. Más información en Política de cookies

EDUCACIÓN. La Plataforma Escuela Pública apoya la no renovación de aulas concertadas

EDUCACIÓN. La Plataforma Escuela Pública apoya la no renovación de aulas concertadas

Typography

La Plataforma por la Defensa de la Escuela Pública comparte la decisión del Departamento de Educación sobre la no renovación del concierto a 13 aulas de 3 años

Plataforma por la Defensa de la Escuela Pública de Zaragoza

El Departamento de Educación aplicando el criterio de planificación, acaba de anunciar la resolución definitiva de renovación de conciertos, decidiendo las vías que es necesario concertar para cubrir las necesidades de escolarización que garanticen la escolarización equilibrada, la igualdad de oportunidades y la sostenibilidad del sistema educativo aragonés.

Tras el anuncio de la no renovación de 13 vías en tres años, se vuelve a abrir el debate y la crispación, y por eso la Plataforma en Defensa de la Escuela Pública de Zaragoza queremos volver a recordar algunas cuestiones.

El modelo de concertación educativa surge durante la transición, en un momento que los gobiernos progresistas deciden, por fin, universalizar la educación básica, para que todo el alumnado tuviera acceso a una educación general gratuita y de calidad que permitiera acceder al mundo adulto en igualdad de oportunidades. En ese momento fue necesario subvencionar a centros privados a través de los conciertos educativos justificándose por el fuerte crecimiento demográfico y la ampliación de los años de escolarización obligatoria.

Desde entonces, la inversión en infraestructuras educativas casi siempre ha ido por detrás de las necesidades de escolarización, abriendo espacio al negocio privado. Los centros privados vieron en la concertación una vía segura de financiación y algunos se alejaron progresivamente de los acuerdos bilaterales que exigía la inicial concertación, incumpliendo los principios educativos en los que se sustentan los conciertos, dando prioridad a objetivos economicistas y elitistas, cobrando cuotas más elevadas por el comedor, el transporte, etc. y la obligatoriedad de cuotas hipotéticamente voluntarias. España se ha convertido, junto con Bélgica, en sistemas educativos anómalos dentro del contexto europeo.

Es así como treinta años después, este sistema dual parece haberse implantado en la sociedad, y se confunde la libertad de enseñanza con el derecho de pedir conciertos de centros privados, y se confunde el derecho a la educación con la libre elección de centro, olvidándonos que la administración está obligada a hacer una correcta planificación para que todo ciudadano tenga un puesto escolar de calidad garantizándose derechos y libertades para todos.

Por todo ello desde la Plataforma en Defensa de la Escuela Pública de Zaragoza compartimos la decisión del Departamento, que ha planificado con responsabilidad, apostando por la escuela pública, la cual puede atender gran parte de las necesidades de escolarización futuras, atendiendo de forma equitativa a la diversidad del alumnado, garantizando una educación universal de calidad a nuestros hijos e hijas, independientemente de su origen sociocultural, de su nivel académico, de su nivel económico, una educación inclusiva, que garantice una formación para una ciudadanía responsable, crítica, solidaria y democrática en un mundo cada vez más complejo.

Aun con todo, la Plataforma seguiremos exigiendo un paso más, que se cuente con toda la capacidad de los centros públicos, concertando solamente los espacios necesarios y la necesidad de planificar no solo en la coyuntura actual, sino también para los próximos seis años, ya que por imperativo de la LOMCE, la renovación de conciertos ha pasado de cuatro a seis años.

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Síguenos en Twitter

En Facebook

Sucríbete a nuestro servicio gratuito de notificación por correo, recibirás un email cuando publiquemos un nuevo artículo