Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y sus hábitos de navegación. Más información en Política de cookies

CARTAS A LA WEB "Navidad mentirosa", por Asun Gulina, Plataforma Solidaria Actur

CARTAS A LA WEB "Navidad mentirosa", por Asun Gulina, Plataforma Solidaria Actur

Typography

Asun Gulina, portavoz Plataforma Solidaria del Actur

En estas fechas, una vez más miles de niños sufren violencia de este sistema que los ha excluido. No es solo esta fecha, pues los excluidos la sufren todos los días, pero es en estas fechas cuando encima se les machaca acusándoles de ser los culpables.

Si eres malo o mala, Papa Noel, o los Reyes  Magos, no te van a traer nada. Encima de pobre, malo.

Cuando yo tenía 5 o 6 años, ahora tengo 65, ya no me cuadraba este montaje. A mí entonces los Reyes Magos, me echaban lo que pedía, claro que era solo una cosa. El Olentxero, que era el hombre que siempre había traído los regalos en Euskal Herria, donde yo vivía, estaba prohibido por Franco. Yo no podía entender que a otras chicas que conocía y que yo sabía que eran buenas, les dejaran carbón, por malas. Sentía rabia y empecé a hacer preguntas, hasta que un día, con 6 años una amiga me contó la verdad. Se lo dije a mi aita y me lo confirmó.

Esto siempre me pareció tan cruel que pensé que cuando tuviera un hijo siempre le diría la verdad. Es lo que hice.

Pero volviendo a la realidad actual. Todavía sigue pasando, en medio de este consumismo desenfrenado, hay niñ@s que se van a creer que son muy malos, todo porque este asqueroso sistema lo ha montado así.

Hace dos días, una mujer que  pertenece a una Plataforma Solidaria que hemos montado en nuestro barrio, dentro de la Asociación Vecinal, me contaba que un hija suya, que hoy tiene 9 años, cuando tenía 5, y solo encontró en el zapato algo que sus padres habían recogido de la basura, llorando le dijo, "tú crees que soy tan mala como para que no me traigan lo que quería?"

Asco de Navidad es lo que siento, asco de este sistema que expulsa a miles de personas a la pobreza y encima se tienen que sentir culpables, asco de que estemos contribuyendo a esto, asco cada vez que oigo, "Noche de Paz", para quien?, me pregunto.

Hoy día 24 de diciembre me apetecía gritar lo que he escrito, pues estoy viviendo muy de cerca esta realidad, que hoy por hoy no puedo cambiar, y que está afectando durante todo el año a miles de niñ@s, que no pueden organizarse para protestar, como podemos hacer los adultos, y que en estas fechas esa violencia llega al colmo del cinismo y la desfachatez.

Porque es violencia no comer de manera saludable, es violencia pasar frío, es violencia no poder tener ilusiones, y es también violencia que un niño se tenga que sentir malo porque los gilipollas de los Reyes Magos y Papá Noel no le hayan dejado nada.

Y de esto alguien tiene la culpa.

CARTAS A LA WEB A:

documentacion@fabz.org

Asun Gulina, portavoz Plataforma Solidaria del Actur

En estas fechas, una vez más miles de niños sufren violencia de este sistema que los ha excluido. No es solo esta fecha, pues los excluidos la sufren todos los días, pero es en estas fechas cuando encima se les machaca acusándoles de ser los culpables.

Si eres malo o mala, Papa Noel, o los Reyes  Magos, no te van a traer nada. Encima de pobre, malo.

Cuando yo tenía 5 o 6 años, ahora tengo 65, ya no me cuadraba este montaje. A mí entonces los Reyes Magos, me echaban lo que pedía, claro que era solo una cosa. El Olentxero, que era el hombre que siempre había traído los regalos en Euskal Herria, donde yo vivía, estaba prohibido por Franco. Yo no podía entender que a otras chicas que conocía y que yo sabía que eran buenas, les dejaran carbón, por malas. Sentía rabia y empecé a hacer preguntas, hasta que un día, con 6 años una amiga me contó la verdad. Se lo dije a mi aita y me lo confirmó.

Esto siempre me pareció tan cruel que pensé que cuando tuviera un hijo siempre le diría la verdad. Es lo que hice.

Pero volviendo a la realidad actual. Todavía sigue pasando, en medio de este consumismo desenfrenado, hay niñ@s que se van a creer que son muy malos, todo porque este asqueroso sistema lo ha montado así.

Hace dos días, una mujer que  pertenece a una Plataforma Solidaria que hemos montado en nuestro barrio, dentro de la Asociación Vecinal, me contaba que un hija suya, que hoy tiene 9 años, cuando tenía 5, y solo encontró en el zapato algo que sus padres habían recogido de la basura, llorando le dijo, "tú crees que soy tan mala como para que no me traigan lo que quería?"

Asco de Navidad es lo que siento, asco de este sistema que expulsa a miles de personas a la pobreza y encima se tienen que sentir culpables, asco de que estemos contribuyendo a esto, asco cada vez que oigo, "Noche de Paz", para quien?, me pregunto.

Hoy día 24 de diciembre me apetecía gritar lo que he escrito, pues estoy viviendo muy de cerca esta realidad, que hoy por hoy no puedo cambiar, y que está afectando durante todo el año a miles de niñ@s, que no pueden organizarse para protestar, como podemos hacer los adultos, y que en estas fechas esa violencia llega al colmo del cinismo y la desfachatez.

Porque es violencia no comer de manera saludable, es violencia pasar frío, es violencia no poder tener ilusiones, y es también violencia que un niño se tenga que sentir malo porque los gilipollas de los Reyes Magos y Papá Noel no le hayan dejado nada.

Y de esto alguien tiene la culpa.

CARTAS A LA WEB A:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Síguenos en Twitter

En Facebook

Sucríbete a nuestro servicio gratuito de notificación por correo, recibirás un email cuando publiquemos un nuevo artículo