Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y sus hábitos de navegación. Más información en Política de cookies

DEBATE CIUDAD "Un año de luces y sombras", opinión de JM Arnal, presidente FABZ

DEBATE CIUDAD "Un año de luces y sombras", opinión de JM Arnal, presidente FABZ

Typography

Un año de luces y sombras

Por Juan Manuel Arnal, presidente de la FABZ

(Artículo publicado en Heraldo de Aragón, 29-11-2018)

El balance de este último año de la gestión de la ciudad desde nuestra perspectiva, sería de luces y sombras. Luces en cuanto a determinadas actuaciones urbanísticas demandadas históricamente como son la reforma integral del Mercado Central, la adecuación de los depósitos del Pignatelli, la avenida de Cataluña, las calles Oviedo y Antonio Leyva, la futura prolongación de Tenor Fleta, las 80 viviendas tuteladas de Las Fuentes, así como las políticas sociales, inclusivas, de género y culturales.

Tenemos grandes esperanzas en los nuevos Planes de Barrio que serán la base que aúne las políticas municipales y actuaciones en los distritos, y que han surgido de la participación y del consenso del tejido ciudadano, esperando que se doten con presupuestos suficientes para desarrollarlos. También ha sido relevante la clara oposición del equipo municipal al actual ICA, defendiendo los intereses de la ciudad y las futuras inversiones en saneamiento y depuración. Pero hay sombras, como la confusa tramitación de los presupuestos participativos, perseverando sobre las deficiencias ya detectadas en la convocatoria de 2017, o el mal estado de determinados viales, aceras, arbolado y zonas verdes, o la toma de decisiones precipitadas que debían haberse sopesado previamente con el tejido social: traslado del mercado ambulante, determinados carriles bici, calle D. Jaime I, etc.

Mas, la gran umbría que ha envuelto no solo este año, sino todo este periodo consistorial, ha sido la permanente bronca “institucional” ‐por no hablar del obstruccionismo‐ entre los grupos municipales, olvidando muchas veces los intereses generales de la ciudadanía.

Las contratas de servicios municipales han sido una permanente fuente de conflicto y controversia. Si bien hay que respetar los compromisos contractuales, debemos exigir unos altos estándares de calidad en el transporte público, limpieza, mantenimiento de zonas verdes, etc. Y sin olvidar nunca que la ciudad no puede ser rehén de intereses económicos privados. Pese “al mal ambiente político” nos congratulamos de que la ciudad no se pare, pero a su vez, recordamos que los vecinos y vecinas también cuentan con su activa participación en la buena gestión (un año más sin la demandada reforma del reglamento de participación ciudadana). En definitiva, creemos que tanto a los munícipes como a las asociaciones vecinales, nos mueve y motiva trabajar por una ciudad mejor, esperando que haya presupuestos de ciudad el 2019.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Síguenos en Twitter

En Facebook

Sucríbete a nuestro servicio gratuito de notificación por correo, recibirás un email cuando publiquemos un nuevo artículo