Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y sus hábitos de navegación. Más información en Política de cookies

Noticias

Mil zaragozanos medirán desde sus casas la calidad del aire de diferentes barrios de la ciudad, para lo que colocarán macetas con plantas de fresas en sus ventanas, en una iniciativa denominada Vigilantes del Cierzo, un experimento de ciencia ciudadana puesto en marcha por la Fundación Ibercivis y el Ayuntamiento a través de Zaragoza Activa.

Para ello, se han regalado mil plantas a todos los interesados en Zaragoza Activa, en La Azucarera, han indicado fuentes municipales.

Además de la planta se les han entregado las instrucciones a seguir, un sobre franqueado prepagado y un cuestionario a rellenar para tener información sobre cada muestra.

Las hojas, indicativo de contaminación

Una vez recogidos estos materiales, solamente es necesario colocar las fresas en el exterior de la vivienda durante unos dos o tres meses y cuidarlas durante este tiempo.

Cuando los organizadores avisen, cada participante recortará unas hojas de la planta que serán enviadas por correo a Ibercivis para que se analicen en el laboratorio magnéticamente.

Viendo la cantidad de metales que se han depositado durante el tiempo de exposición en cada hoja se puede saber la contaminación de cada punto, y al tener unas mil macetas repartidas por toda la ciudad se conseguirá un estudio agregado más sobre la calidad del aire de la ciudad.

Ecología urbana

Vigilantes del Cierzo busca deliberadamente trabajar de forma distinta para complementar los estudios existentes desde la innovación ciudadana.

Además, una veintena de centros educativos de la ciudad repartirán macetas entre sus alumnos.

Con este proyecto de Vigilantes del Cierzo nace un nuevo grupo de trabajo residente en Zaragoza Activa sobre Ecología Urbana que será coordinado por Ibercivis, abierto a quien quiera plantear o llevar a cabo nuevas actuaciones en esta línea.

    Un operario muestra el funcionamiento de los contenedores.
  • Las primeras unidades empezarán a colocarse la semana próxima y serán gestionados por la empresa de inserción Recikla

El Ayuntamiento de Zaragoza duplicará en 2017 la instalación de contenedores de recogida de aceite doméstico usado, que alcanzará las 220 unidades. Será una campaña que alcanzará a casi todos los distritos de la ciudad. Las primeras unidades, hasta un total de 14, comenzarán a colocarse la próxima semana.

Así se amplía el convenio suscrito entre el Ayuntamiento de Zaragoza y Adislaf y que gestiona la empresa de inserción social, Recikla. A través de esta iniciativa, se emplea a 26 personas, de las que 20 son personas con discapacidad intelectual. Con los nuevos contenedores, ese número se ampliará en seis trabajadores más.

Son datos aportados por el consejero municipal de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, que, junto al presidente de Adislaf, José María López, han presentado las novedades en rueda de prensa.

Reparto por distritos

De esta primera tanda de contenedores, cuatro se distribuirán en Valdefierro, ocho en Casablanca, seis en Valdespartera, uno en Montecanal y dos en Miralbueno.

En enero será el turno de los otros 107 en emplazamientos localizados por el Ayuntamiento al lado de otros contenedores. El reparto llevará 12 al distrito Centro, en el Casco Histórico 11, otros 26 en Delicias, cinco en Universidad, en San José 21, otros 10 en Las Fuentes, en La Almozara cuatro, en el Arrabal 14 y en Santa Isabel tres unidades.

Con los primeros cien instalados en este primer año de funcionamiento se han recogido 130.000 litros en un año.

A eso hay que sumar 400 toneladas más en bares y restaurantes de Aragón. Según ha apuntado José María López, se cree que se podrían llegar a recoger hasta 2.000 toneladas.

Además de crear empleo, con esta iniciativa se reduce la huella ecológica que deja el aceite usado, al evitar que vaya a las depuradoras, donde es muy difícil de eliminar. Además, se crea un producto alternativo, porque se reutiliza para fabricar combustible o barnices, ha subrayado Cubero.

José María López ha agradecido el “entusiasmo” del Ayuntamiento en el proyecto y la apuesta “fuerte” por esta empresa de inserción y los discapacitados intelectuales, colectivo que registra una tasa de desempleo cercana al 50%.

  • La intención es lanzar un proceso participativo para conocer las necesidades de todos los usuarios del parque y que no se pierda la partida de 25.000 euros destinada al Plan

  • La constante y peligrosa caída de árboles y grandes ramas, agravada en las últimas semanas, obliga a un estudio severo del arbolado y a revisar los criterios de poda para garantizar la seguridad

La Junta de distrito de Arrabal aprobó en su último pleno una moción que exige la "inmediata" puesta en marcha del Plan Director del parque Tío Jorge. El plan lleva un retraso considerable y constituye una de las reivindicaciones históricas de la AV Tío Jorge Arrabal.

Además, esta necesidad se ha visto agravada por la constante y peligrosa caída de ramas en las últimas semanas. Hasta cinco de gran porte se han desprendido entre agosto y septiembre. Como subrayan desde la Asociación vecinal, no ha habido que lamentar daños personales, pero los incidentes han puesto de manifiesto la urgencia de una actuación en el parque Tío Jorge.

Retrasos

La solicitud de la junta, que se hará llegar al concejal Alberto Cubero, busca que no se pierda la partida de 25.000 euros que está consignada para el Plan Director en los presupuestos municipales de este año.

El plan sufrió un nuevo retraso el pasado mes de abril, pese a estar redactado y presupuestado. La justificación que dio Cubero -tanto para el Tío Jorge como para Torre Ramona, en Las Fuentes- se refería al exceso de trabajo de los técnicos municipales, que les impedía acometer el plan. Y propuso la posibilidad de "externalizar su redacción".

Desde la AV Tío Jorge Arrabal, sin embargo, se subraya que fue el cambio de gobierno municipal y la jubilación del funcionario que se ocupaba de esto lo que ha retrasado su aplicación.

Ahora, van a llevar a trasladar al Ayuntamiento la urgencia. Se acordó que el primer paso debía ser escuchar a los usuarios del parque: propietarios de perros, padres y madres cuyos pequeños acuden a las zonas infantiles, usuarios del Centro Cívico, personas mayores, trabajadores del parque, empresarios que regentan algunos de sus servicios...

Así, mediante un proceso participativo, quedarán definidas las necesidades de todos ellos y se llevarán a la redacción del plan, para que sean atendidas.

Plan de inversiones

En el caso concreto de la caída de ramas, la junta va a solicitar que se haga un exhaustivo estudio del arbolado, de su estado y necesidades. Y que se revisen los criterios de poda, con el fin de descoparlos, quitándoles altura en la medida que pueda representar un peligro para los vecinos, sin disminuir su sombra.

Además, en el Plan Director deberán estar definidas otras necesidades detectadas en el Tío Jorge y su entorno. Como mejorar el mobiliario urbano y la iluminación; la suciedad, el riego por aspersión y las afecciones que provocan en el conjunto las riadas.

De estas medidas saldrá la elaboración de un documento con un plan de inversiones para el parque Tío Jorge. Un espacio que, como recuerdan desde la Asociación Vecinal, "es el tercer pulmón verde de Zaragoza, y necesita cuidados urgentes".

Uno de los aparcabicis del Ayuntamiento en la ciudad.
  • Esta actuación forma parte del programa de refuerzo de aparcamientos para estos vehículos y acercará a 4.000 el total de los disponibles en Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza está instalando estos días 350 nuevos aparcabicis, una operación que ha iniciado hace dos semanas y que concluirá a finales de año. Con esta campaña, los ciclistas urbanos contarán así este año con 700 plazas más de aparcamiento para las bicicletas de particulares.

Esta actuación forma parte del programa de refuerzo de aparcabicis, previsto en el Plan Director de la Bicicleta, al que la concejalía de Movilidad se ha propuesto dar un “firme impulso este año y el próximo, en el que está previsto instalar la misma cantidad”, ha avanzado el Ayuntamiento de Zaragoza en una nota de prensa.

En la actualidad, la ciudad con algo más de 4.000 aparcamientos para bicicletas, por lo que en 2017 se prevé que el número se aproxime a los 5.000 soportes y 10.000 plazas de aparcamiento.

Criterios

La ubicación de los aparcabicis se ha elegido a partir de tres criterios. Uno de ellos son las peticiones de entidades vecinales y ciudadanas para cubrir zonas con necesidad de esta infraestructura. Es el caso de Arcosur, donde ya han llegado los primeros 15 soportes en cinco puntos del barrio.

Otro criterios son las solicitudes de personas a título particular, que se han dirigido a la Oficina de la Bicicleta para exponer demandas concretas que han sido estudiadas y consideradas viables.

El tercero es un estudio realizado por la Oficina de la Bicicleta, que ha detectado puntos saturados (casos de plaza España, el Hospital Miguel Servet o el edificio Trovador) o infradotados, especialmente en el entorno de centros educativos, culturales, comerciales, sanitarios o de ocio.

Presupuesto y modelo

 La dotación económica de este programa para 2016 ha sido de 18.000 euros, con cargo a la partida de promoción de la bicicleta de Zaragoza Deporte.

El modelo que se está instalando es de “U invertida”, el mismo que se viene utilizando en Zaragoza hace años, ya que se considera el más sencillo, seguro y versátil, al colocarse por unidades sueltas que permiten una completa adaptación a la demanda y características del espacio elegido.

 

Jardín Vertical de Delicias

Jardín vertical Delicias
Jardín vertical Delicias
  • Una partida presupuestaria en 2017 irá destinada al arreglo de la actual situación del Jardín Vertical de Delicias

Los vecinos del barrio de Delicias llevan más de año y medio sin poder disfrutar del Jardín Vertical de Delicias, un rincón verde de más de 14 metros de altura, cerrado desde el 31 de diciembre de 2014.

El pasado miércoles, se aprobó en la Comisión de Urbanismo una partida presupuestaria en 2017 para arreglar los desperfectos existentes en la actualidad en el Jardín Vertical de Delicias.

Una propuesta hecha por el grupo municipal de Ciudadanos. Su portavoz de Urbanismo, Alberto Casañal, subrayaba que abogan porque “ vuelva a ser un lugar emblemático de la ciudad”.

Además, han mostrado su preocupación por las deficiencias en estas instalaciones ya que en este espacio en la actualidad hay humedades, goteras y grietas, así como que el ascensor se encuentra inutilizado. Una situación “de dejadez y abandono inaceptable en una ciudad como Zaragoza”.

Se pretende que este espacio se potencie desde el plano turístico y cultural y aprovecharlo para dinamizar el barrio.

 

Síguenos en Twitter

En Facebook

Sucríbete a nuestro servicio gratuito de notificación por correo, recibirás un email cuando publiquemos un nuevo artículo